viernes, 16 de abril de 2010

Espacio Cultural - Una fábula sobre la amistad

El Burro y El Gato - Las Fábulas de Isopo

En una granja vivían un burro y un gato, que disfrutaban jugando juntos como buenos amigos.
Un día, el burro cayó en una ciénaga y empezó a hundirse. Al verse en peligro de muerte, le pidió al gatito que fuera a buscar al granjero para que lo ayudara.
El felino corrió lo más veloz que pudo hasta la granja.
Buscó y buscó al granjero, pero no lo encontró porque había salido hacia el pueblo con el único tractor disponible. Pero vio el nuevo BMW 523 inyection full que recientemente había comprado el granjero. Como las llaves estaban adentro, el minino cargó una soga en el auto y arrancó, con la esperanza de salvar la vida de su amigo el burrito, y llegó a la ciénaga.
El burro se sorprendió y a la vez se alegró de ver a su amigo llegando en el brillante BMW.
Se las arregló para aferrarse a la soga que le tiró el gato. Después de atar el otro extremo en el paragolpes del auto, el gato puso primera y arrancó.
Despacio y con la ayuda del poderoso auto, logró rescatar a su compañero.
Feliz y orgulloso, el gato devolvió el BMW a la granja, antes de que volviera el granjero.
Ambos animales se convirtieron en los mejores amigos...


Unas semanas más tarde, en una desgracia el gato cayó en un pozo bastante profundo. A los maullidos limpios, llamó al burro para que lo ayudara.
El burro pensó y pensó. Dio una vuelta al pozo. Luego puso las patas delanteras en una orilla y las traseras en la otra, y le pidió al gato que se agarrara de su miembro, así podría sacarlo del pozo.
El minino se agarró fuerte, fuerte y el burro dio un salto y pudo rescatarlo con éxito.


Moraleja
Si la tienes grande como la de un burro, no necesitarás un BMW para levantar gatos

5 comentarios:

cristian demartini dijo...

bien Fabian¡¡¡muy buena la fabula.Pero espero que no estes haciendo referencia ningun compañero o compañera de nuestra promocion´?

Fabian Dorsch - CAFER dijo...

Sí, cuando vi lo del burro me acordé instantáneamente de vos... un grande!!

cristina dijo...

El momento cultural ha llegado a este blog para instalarse...Dorch por favor...Con este tipo de fábula se acerca mucho a la personalidad de Jacobo Winorant...si le parece organizamos un espacio bizarro al mejor estilo Crónica TV Ja...JA...Ja Cristina Méndez

mariela dijo...

Bueh! Por fin un poco de puesía che! jajaj

Fabián Dorsch dijo...

¿Vieron? hace falta un "sacudón cultural" pa que entren al blog y participen, ¡aunque sea para putear!
¡Vamos todavía!